Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

sábado, 19 de mayo de 2012

Exámenes: Sé que puedo...

Solía, en muchas convocatorias, hacer un listado de consejos para encarar los exámenes. En esta ocasión sólo voy a poner un enlace a los anteriores, porque considero que más o menos casi todo está ahí. Leer más...

Había consejos AQUI, AQUI, AQUI, o AQUI.

Aparte de lo que aparece en esas entradas, creo firmemente que los límites nos los ponemos nosotros mismos. Que el principal culpable de no conseguir superar los retos es el desánimo y la falta de creencia en uno mismo. Apliquemos el slogan, "Puedo porque sé". En este caso concreto quizás sea mejor la frase "Sé que puedo". Y si aun no lo sabes, repítetelo una, diez, cien o mil veces hasta que te lo creas. Si no eres consciente de hasta donde llega tu potencial, nunca podrás utilizarlo.

Es cierto que, a veces, parece que no se va a poder superar la prueba, pero muchas veces es una percepción falsa. En estos tres años que he estado estudiando psicología, ha habido unas cuantas ocasiones (en las que ha habido diversos protagonistas, yo incluido), donde se iba al examen pensando que no se iba a aprobar, o que no se llevaba el suficiente nivel. He llegado a ver casi sobresalientes en personas que “iban a suspender”. Así que si sirve de algo, quien marca si apruebas o suspendes un examen no es tu percepción sobre tus propios conocimientos, sino lo que pongas en el papel que se entrega.

Repito lo dicho en Enero, la matrícula ya está pagada. No regalemos el dinero. No se pierde nada por intentarlo, por muy mal que creas que vas. Como suelo decir, sabes más de lo que piensas y eres mucho más capaz de lo que crees. Cito a una compañera, Sonia, a la que que siempre he visto hacer honor a la frase que viene ahora... "SÍ SE PUEDE".

Que se reparta suerte a todo el mundo.

P.D.: Y después, para quienes quieran y puedan, la cena fin de curso...

domingo, 6 de mayo de 2012

Las psicologías alternativas

Existen caminos alternativos en todas o casi todas las disciplinas. Hay curanderos, que “tratan” enfermedades sin haber pisado una facultad de medicina, agentes inmobiliarios sin título o periodistas que nunca han pisado la facultad. En algunos casos estas prácticas pueden no tener excesiva importancia en cuanto a los trastornos potenciales, como en el caso de los periodistas o los agentes inmobiliarios, pero en otros sí la tienen, como ocurre con los curanderos, o con aquellos de los que voy a hablar ahora, “los psicólogos alternativos”.
Leer más...


¿A que me refiero cuando digo "psicólogo alternativo"? Es alguien que sin tener conocimientos reales (más allá de su experiencia particular, suponiendo además que sea cierta) sobre psicología, se dedican a consejar a cualquiera que se les acerque o les escuche.

Es bastante típico que cualquier persona que ha tenido una experiencia, SU experiencia, generaliza a la totalidad de la población sus conclusiones. Eso pasa a nivel local. Pero en algunas ocasiones ocurre a nivel global. Así surgen “gurús” que lo han pasado realmente mal, que han sabido salir del pozo (si dicen la verdad, claro), y por ello se les da crédito social. Como ellos han conseguido superar circunstancias adversas (insisto, dando por hecho que no es una historia inventada), se supone que pueden explicar al común de los mortales con problemas como superarlos. Y aunque parezca increíble venden miles de libros y llenan seminarios.

¿Por que digo sin conocimientos sobre psicología? Porque la inmensa mayoría, si lees su currículum (los que lo tienen, que no son todos), en el mejor de los casos habrán hecho un master en "a saber qué", con siglas que quedan muy bonitas pero que no implican nada. Algunos incluso se inventan sus propias “técnicas”. Obviamente, cualquier parecido de sus conocimientos con disciplinas contrastadas, de existir, es pura coincidencia.

Suelen llegar con frases fáciles sobre "poner el foco en el ahora", o "luchar por lo que te interesa", o sobre "la importancia del amor". Y como eso es lo que vende, y queda muy bonito, tienen legiones de seguidores.

¿Cuál es el resultado al final? Que aquel que tiene problemas y no busca ayuda profesional (de la de verdad), y se deja caer en brazos de esos iluminados, puede que se encuentre mejor a corto plazo. El que alguien le recuerde que amar es bonito, o que no hay que hacer planes a demasiado largo plazo puede poner un parche en los problemas. Pero no nos engañemos, no es más que un parche. Los problemas no suelen solucionarse por “arte de magia” o por arte de “me leo un libro de autoayuda”. Si tienes apendicitis, por mucho curandero que visites, o pasas por el quirófano o vas a tener un serio problema. Si tienes un episodio depresivo, por mucho libro de autoayuda que leas, por mucho seminario, por mucho "vivir el ahora" o por mucho “viva el amor”, el episodio depresivo no va a desaparecer así por las buenas.

Así ocurre que un 15% de la población padece depresión y la mitad está sin diagnosticar. ¿Por qué? Porque socialmente está muy bien visto leerse libros de autoayuda, con moralejas que aplicar a la vida diaria, escuchar a un señor hablando un par de horas o contar las penas a un desconocido que no es psicólogo ni psiquiatra, y sus conocimientos sobre el tema son los que son. Aun sigue extendida la creencia de que por ir a un psicólogo a tratar una depresión, una hipocondría o una obsesión se está loco. Mientras la gente no se dé cuenta de que los psicólogos tratan trastornos, y que ir al psicólogo no solo es necesario para tratar un sin-fin de problemas, sino que obviamente no implica estar loco, y que no tiene nada de negativo, el problema seguirá y crecerá.


No digo que los libros de autoayuda o seminarios "flower-power" sean negativos en todos los casos. Digo que los trastornos se deben tratar, y si no se tratan por profesionales competentes, de los de verdad, no de libro y "taller", se pueden generar problemas por inaccion, por meter los problemas debajo de la alfombra. Antes de irte a un señor de estos a que te regalen los oídos investiga que formación tiene y piensa si realmente el consejo “radio macuto” sirve para algo. Un psicólogo titulado y colegiado tiene detrás un montón de años de estudio sobre la mente. Piensa si en otros ámbitos de la vida dejas las cosas importantes a aficionados o gente no preparada. Y ahora piensa en lo importante que es tu mente y tu estado de ánimo. Y si después de todo eso sigues queriendo que te llene tus oídos cualquiera, es tu decisión, pero puedo augurar que tu problema no se va a solucionar.

Practicum de la Uned: Créditos necesarios

A finales de Abril me escribió una compañera mostrándome su inquietud por una noticia que apareció por todas partes. En ella se contaba que para poder matricularse del practicum era necesario tener 180 créditos aprobados (o lo que es lo mismo, tres cursos completos).
Leer más... Eso daba al traste con los planes de much@s de acabar en cuatro años, porque no es extraño arrastrar alguna asignatura de los tres primeros cursos. Como he estado ausente por temas que no vienen al caso ni siquiera había llegado a publicar nada, aunque era algo que circulaba por todas partes. En cualquier caso para el próximo curso está medio solucionado: Me ha llegado la noticia de que el próximo curso (y de forma excepcional) cualquier estudiante con 150 créditos aprobados podrá matricularse del prácticum. El enlace donde lo explican es ESTE. A partir del siguiente (2013-2014) sí serán necesarios los 180 créditos. Conviene tenerlo en cuenta.