Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

viernes, 16 de marzo de 2012

La neutralidad del psicólogo

Se supone que los jueces deben ser neutrales, es decir, que no se deben dejar influir por sus creencias particulares a la hora de realizar su labor. Y no solo los jueces, cualquier acusado, nos caiga bien o mal, haya hecho lo que haya hecho, tiene derecho y necesidad de defensa, que será ejercida por un abogado. Un enfermo, incluso aunque se haya autoinfligido daños, tiene derecho a asistencia de un profesional de la salud para tratarse de ellos. ¿Y qué pasa con los psicólogos?

Esto viene a cuento por una discusión que ha habido en alf, en la asignatura de Psicopatología a cuento de una pec (prueba de evaluación continua) y el machismo. Leer más...

Soy el primero que reconozco que la mujer está minusvalorada en muchos ámbitos, que queda mucho camino por recorrer antes de que goce de iguales oportunidades, responsabilidades y derechos efectivos que el hombre. Cierto es, también, que todos los años mueren muchas mujeres a manos de sus compañeros o no compañeros en episodios de violencia doméstica (que no de género, esa expresión es incorrecta según muchos lingüistas y no solo en Castellano, hubo artículos al respecto, por ejemplo ESTE).

Sin embargo eso no implica que debamos hipertrofiar nuestra sensibilidad y ver fantasmas donde no los hay, porque el que exista violencia doméstica o discriminación hacia la mujer en muchos ámbitos, no da licencia a pensar que cualquier conflicto en el que intervenga una mujer pueda catalogarse como machista. Los conflictos existen, independientemente del sexo.

El caso clínico que se describía trata de un hombre al que le han sucedido varias cosas (copio y pego de un comentario en alf):«Su mujer se quedó con la casa, los hijos y le arruinó económicamente. Su nueva novia "le echa de casa de forma inmediata sin ningún tipo de explicación", así que ahora "las discusiones con su ex-pareja y con la hija de ésta han sido graves y constantes" y por si esto fuera poco "las situaciones de conflicto con una secretaria administrativa que tiene contratada en su despacho se suceden casi a diario, hasta el punto de entrar en un proceso judicial en la Magistratura de Trabajo"».

Catalogar un caso clínico (que según comentó el Equipo Docente es real) como machista, o tener que modular su tratamiento en base a sensibilidades que no tienen nada que ver con la psicología ni con la realidad, es un prejuicio que, siempre según mi opinión, va a viciar la profesionalidad del que incurre en él y dañar al paciente, que va a salir de la consulta peor de lo que entre.

En este caso percibo (ya digo de antemano que todo lo que escribo es mi visión sobre el tema) la paradoja de que quién acusa de estar influido por prejuicios o sesgos demuestra en su propia intervención esos mismos prejuicios de los que acusa, eso sí, en sentido contrario y probablemente magnificados.

No creo que debamos sacar conclusiones precipitadas o dejar que los árboles no nos permitan ver el bosque. Un caso clínico no es más que eso, no es una palanca para empezar a hablar de política, lingüística, igualdad, desigualdad, o cualquier otro asunto fuera del ámbito clínico, que es lo que debe ocupar en un asunto así. El resto es magnificar una percepción equivocada, y que no debería tener cabida en ese foro (alf) si de lo que se habla es de Psicopatología.

Y no entro ya a valorar las afirmaciones como la de que «Afortunadamente la universidad es sólo un medio para conseguir un título y no un instrumento para mi formación» más que en destacar que me parece desafortunada, una falta de respeto a la universidad, a los Equipos Docentes y al resto de compañeros, y de un prepotente que asusta, más para alguien que en un futuro pueda dedicarse a esta profesión. Los pedestales no son buenos para nada, solo para intentar ver la realidad sin dejarnos influir por nuestros deseos o creencias particulares. Para el resto es mejor bajar.

lunes, 12 de marzo de 2012

Los estereotipos y los psicólogos


El otro día, en una conversación en la que no participaba, dijo alguien que «...un psicólogo no sirve para nada. Un amigo te dará mejores consejos, y si estás mal irás al psiquiatra, que te empastillará...».

Hace años, antes de meterme en este invento oí decir a alguien que «no creía en los psicólogos».

Hace unos meses, me contó un compañero nuestro que, en una discusión, la otra parte le dijo: «menudo psicólogo eres, que me levantas la voz».

Además de todo eso, hoy ha salido (por fin) la nota de Psicobiología. Esa asignatura suele ser un foco de quejas por parte de los estudiantes. Leer más...En parte por la dificultad inherente a la materia, pero también por la forma jeroglífica de enunciar algunas preguntas, manera que se repite examen sí, examen también. Este año no ha sido menos. Son varias las quejas y reclamaciones sobre el examen, protestas y peticiones que, como en años anteriores, dudo que sirvan para algo. De todas formas se ha dado el paso siguiente: Hoy leí un hilo en alf donde se pedía directamente que se subiese la nota 0,3 puntos a todo el mundo. No estoy de acuerdo con esa petición, por razones que he expuesto repetidas veces. Estoy de acuerdo con las reclamaciones justas y fundadas, pero no con la «barra libre» para todos. De todas formas, del hilo en cuestión, lo que más me llamó la atención no fue eso, sino un comentario de una compañera, (copio y pego): «no creo que 0,30 décimas de más en tu nota, te hagan ser mejor o peor psicólogo, habrá psicólogos con matrícula de honor y que sean verdaderos "callos" y no sirvan para ejercer como otros, a los que quizás se les de peor hacer exámenes tipo test etc y tengan menos nota pero les apasione la psicología y hagan sentirse fantásticamente bien a sus pacientes ayudándoles a solucionar sus problemas».

En algo que puedo estar de acuerdo es que la nota de una materia, o el desempeño de un exámen no va a determinar en solitario si eres buen o mal psicólogo, hay otros muchos ingredientes. Por lo tanto no es una condición suficiente. Pero considero que sí es una condición necesaria. El día que se permita que cualquiera que no llegue a cierto nivel académico ejerza esta profesión, será mejor que cierren las facultades y sea psicólogo cualquiera, en la especialidad «porque yo lo valgo».

Es sorprendente como se percibe lo que es un psicólogo en la sociedad. Están bastante extendidas la creencias de que somos algo así como chamanes (creer en ellos o no creer), personas que dan consejo de “amigo”, o lo que es peor, que para ser psicólogo solo hace falta sentarse, escuchar y aconsejar lo primero que nos venga a la cabeza (eso sí, como amigo). Que para ser psicólogo no hacen falta conocimientos, es decir, que por lo visto estamos unos añitos dedicándonos a la calceta. Lo lamentable es que haya gente en nuestro propio ambiente que no le de valor a un nivel mínimo de conocimientos, sea el que sea.

Si la idea de meterse en esta carrera es conseguir un papelito, para después no aplicar conocimientos, sino consejos “de amigo” de “taperware” o de “barra de bar” definitivamente yo me he equivocado de profesión, no vine a esto. Malo y triste es que socialmente estemos marcados por diversos estereotipos, que, casi en su totalidad y salvo excepciones, no se ajustan a la realidad. Pero peor es aun que nosotros mismos demos pábulo y crédito a esos y otros clichés, o aun peor, que los fabriquemos.

Un psicólogo es un psicólogo. No es nadie “esotérico”, y no es tu amigo. Corrijo: Lógicamente un amigo puede ser psicólogo y un psicólogo puede ser tu amigo, pero dudo que nadie pueda desempeñar los dos roles de forma adecuada, al mismo tiempo y con la misma persona. Y además, para saber lo que pasa por la cabeza de la gente hacen falta conocimientos, muchos. No digo que todos se estudien en la carrera, ni que todo lo que se estudie en la carrera sea útil para la profesión (de eso se podría hablar semanas). Pero los conocimientos y su evaluación hacen falta.

Y por último, yo no recomendaría jamás como profesional a aquel que no llegue a un nivel mínimo, además de otras características no tan académicas o evaluables, que son también necesarias, pero desde luego no suficientes.

PD: Mientras haya hueco para la cena fin de curso pondré un recordatorio en todas las entradas, por si te animas. Gijón, 16 de Junio de 2012. Detalles AQUI. La fecha límite para apuntarse para el pendrive es el 15 de Mayo.

domingo, 11 de marzo de 2012

A medio camino y haciendo agua


Todos los años sucede. Empieza septiembre, cierras los ojos y, casi sin darte cuenta, estás inmerso en el segundo cuatrimestre. No queda gran cosa para los exámenes, dos meses largos, y teniendo en cuenta como hayan salido los exámenes del primer cuatrimestre, habrá distintas maneras de encarar el segundo, o peor, de no encararlo. Hay quien se siente como un barco en medio del océano, y haciendo agua. Llegados a este punto, aunque el primer impulso puede ser dar la vuelta, teniendo en cuenta que ya llevamos medio camino hecho, lo más lógico debe ser continuar hacia adelante e intentar llegar al destino, por muchas vías de agua que tengamos.Leer más...

Estoy seguro de que a aquellos a los que les haya ido bien les sobra esta lectura o cualquier otra similar. Soy de la opinión de que cuando algo funciona es mejor no tocarlo y seguir usándolo tal y como está. Cierto es que todo es mejorable, pero el riesgo que supone empeorarlo me hace continuar con algo que sé que da buenos resultados.

Sin embargo, es bastante común y frecuente escuchar comentarios a aquellos que les ha ido mal el primer cuatrimestre, comentarios derrotistas, como el dejarlo o rendirse (es un error, ya he escrito sobre eso en varias ocasiones, por ejemplo AQUI, o AQUI), o preguntarse qué es lo que han hecho mal para no aprobar a pesar de estudiar mucho.

Digo lo de estudiar mucho porque hay personas con suerte, o privilegiadas, que son capaces de sacar buenas notas sin emplear demasiado tiempo en el estudio, pero no es lo común. Aquellos que rentabilizan muy bien sus horas tampoco necesitan leer consejos ni opiniones o entradas como esta. Pero si has estudiado poco, y aunque suene a perogrullo, lo que viene sobra, porque el remedio a tus males está en "darle más al libro", es decir, dedicarle más horas.

Pues bien, ya digo que creo que de dejarlo o rendirse nada. No voy a repetir lo que está publicado en entradas como las que tienes más arriba. Así que, ya que la idea es completar la singladura, lo lógico es intentar detectar los errores cometidos para, en la medida de lo posible, no volver a cometerlos.

¿Qué es lo que se ha hecho mal para suspender a pesar del esfuerzo, del intento de aprobar con todas las fuerzas disponibles?¿Qué tienes que hacer para que en mayo-junio no se repita?

Lo primero, (ya lo he comentado en otras ocasiones), hacer las PEC's (pruebas de evaluación contínua) que ayuden a aprobar. Las hay que para que sumen su nota tienes que aprobar previamente el examen, pero hay otras cuya nota se suma a partir de 4 o 4,5. No digo que las primeras no sean interesantes, que en algunos casos lo son, pero para llegar al cinco lo importante son las segundas. Sobre todo si sueles andar cerquita del aprobado.

Lo segundo, medir tus fuerzas. Ya ha pasado el primer cuatrimestre y, excepto en Psicobiología, creo que han salido todas las notas oficiales, y ya te puedes hacer una idea de las asignaturas que eres capaz de estudiar con el tiempo de que dispones. A veces se suspende por haber abarcado mucho, y según reza el dicho popular, quien mucho abarca, poco aprieta. A estas alturas, donde ya no te puedes "desmatricular", aunque hayas suspendido, no te queda más remedio que continuar con lo que has escogido, pero si en el primer cuatrimestre no has podido con todo quizás te convenga centrarte en algunas asignaturas en el segundo cuatrimestre para asegurarlas, y el resto y lo suspenso del primero para septiembre.

Lo tercero, revisar tu forma de estudiar. No todas las asignaturas son iguales. Para algunas sirve un "memorizado puro", pero para otras es necesario, más que memorizarlas, entenderlas. No sirve de nada memorizar en bloque si no comprendes los conceptos, y si no entiendes las cosas tendrás que cambiar el chip, o buscar otro modo de estudiar.

Y lo último, aunque no sea de aplicación ahora mismo sino en Mayo, quizás tu problema sea la forma de hacer los exámenes, que arriesgas demasiado, o demasiado poco. Intenta hacer simulacros en casa, con exámenes de años anteriores, cambiando el enfoque, el nivel de riesgo y aunque los nervios no sean los mismos te puedes hacer una idea de como funcionas mejor.

Dos meses y pico pasan volando. No queda nada para los exámenes. No es plan de ponerse nervioso, pero si estabas tumbad@ a la bartola es el momento de levantarse. A ello...

PD: Y después de los exámenes, la cena fin de curso, no esperes al último día para apuntarte...