Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

martes, 19 de junio de 2012

Nuevos horizontes


Hay muchos que ya lo saben, porque les he informado personalmente, por e-mail o a través del Off-topic Lounge. En cualquier caso, para el resto, para aquellos que no lo saben: El próximo año, este que escribe no se matriculará de nada o casi nada de Psicología. De momento no es un adios, es un hasta pronto, hasta otro año (quizás).
Leer más...


Comentaba, en los principios de este blog, hace casi dos años y medio, que me había matriculado de psicología por hobby. Posteriormente, la idea de poder dedicarme profesionalmente a esto, de forma parcial, se me pasó por la cabeza en varias ocasiones, aunque nunca a tiempo completo. Tras eso, empezó a ser público el tema del master, y la imposibilidad de ejercer como clínico, (esa era la especialidad elegida desde un principio), sin ese master, lo que alarga el tiempo de estudio. También hay rumores sobre la posibilidad de cambio en la duración de la carrera y otras historias. Total, que la motivación principal era, y es, la afición por la psicología, porque por todo lo que he dicho, la dedicación profesional parcial está muy lejos en el tiempo, y no sería una razón suficiente para anteponerlo a otros intereses, esos que explico en el siguiente párrafo:

El tiempo que he dedicado estos años a la psicología lo necesito emplear, (al menos a corto plazo), en un nuevo reto personal (y profesional) que ya comencé allá por mediados de marzo de este año. Ese asunto me llevará al menos, (es posible que más), un curso completo y, como prioridades tiene la vida, y ante la coyuntura actual, lo profesional pasa por encima de los hobbies. Es algo en lo que me estoy volcando, (del mismo modo que en su momento me volqué en la psicología), y hasta que no lo acabe no creo que retome el estudio de las mentes.

¿Cómo queda todo esto, el entorno feliz-mente? En principio el foro con los grupos, el felizbook y el campus, tienen su existencia prácticamente garantizada hasta Septiembre de 2013. En función de cómo se desarrolle el próximo curso, de si mi nuevo proyecto tiene éxito temprano, de si me matriculo en el 2013-2014 y otros condicionantes, puede seguir abierto de forma indefinida o echar el cierre de forma permanente. De todas formas, si eso ocurriera, tengo previsto un aviso con la antelación suficiente para que podáis descargar todo lo «descargable». Puede ser, como ha ocurrido los últimos meses, que no disponga del tiempo necesario para dar de alta al personal en los grupos con la celeridad requerida, y mucho menos a colgar los apuntes en el campus. El próximo curso haré lo que pueda, pero no prometo nada. Aquellos que tenéis nick y pase en el foro tenéis acceso a los apuntes, los colgados y los pendientes de colgar, y para el que no esté dado de alta, este verano aun lo haré con cierta regularidad. Después de septiembre no se con que frecuencia autorizaré altas. Existe la posibilidad de que, en caso de que yo deje el campus y los foros, ceda el testigo a otras personas que ya me lo han sugerido por varias vías. No obstante, y aunque es una posibilidad a tener en cuenta, de eso aun no hay nada cerrado, porque como dije, en el siguiente curso puede que retome todo como antes.

En cuanto al blog,pretendo que siga abierto de forma indefinida, incluso si este barbecho anual se prolonga en el tiempo, o cierro definitivamente el resto de los componentes de la plataforma felizmente. Muchas de las entradas publicadas no se basan en mi experiencia, sino en la experiencia diferida de otros compañeros, de las cuales espero seguir aprendiendo, y por tanto publicando. También hay reflexiones que no tienen que ver con la psicología académica y esas las pienso seguir teniendo. Tampoco pienso dejar de leer cosas relacionadas con el comportamiento, así que, en resumen, entradas seguirá habiendo. No se la frecuencia con la que escribiré, pero pienso seguir escribiendo. Quizás la cosa acabe como empezó, solo con el blog. Pero eso se verá con el tiempo.

Respecto a las quedadas, ya tuvimos el 1st Meet en Madrid (Meet también puede ser sustantivo, por cierto), el 2nd meet en Xixón, hace unas pocas fechas, y de momento el 3rd meet está previsto en Barcelona. En ese 3rd meet no tengo previsto estar sumergido en la organización, incluso no tengo garantizada mi presencia (aunque si puedo asistiré), pero hay de momento tres personas de la zona que se han comprometido a organizarlo, y con las experiencias de los dos pasados casi puedo aventurar el completo éxito del 3rd meet Barcelona. Respecto a las sugerencias y preguntas sobre el 4th meet, sobre donde como y cuando o si habrá 4th meet… solo puedo decir que eso queda muy lejos en el tiempo, pero si estoy yo por aquí involucrado en el tema, la idea es hacer algún tipo de elección sobre el lugar y fecha como se hizo la primera vez. No obstante, pasito a pasito… primero el 3rd meet Barcelona… y luego veremos.

Y por último los grupos de Facebook (o el cara libro como dice nuestra compañera Ana). El off-topic Lounge seguirá, como no puede ser de otra manera. Este año ha habido unos grupos en Facebook de algunas asignaturas organizados por un compañero. No se cuales son sus planes al respecto para el año que viene. Si me entero de algo o se hace algún comentario os informaré al respecto.

Ahora que ya he contado mis intenciones en un futuro más o menos próximo toca el resumen de mis impresiones. Quizás hacer un resumen y final de todo el tema no sea adecuado, porque es más que probable que ande pululando por la Uned de forma permanente. Incluso es posible que me matricule de una o dos asignaturas sueltas (eso lo tengo previsto decidir en octubre). Pero como hoy estoy lanzado a escribir, quiero dar una impresión de todo, de lo conseguido, de lo que me ha gustado de la Uned, lo que me ha disgustado, lo que está bien y lo que no lo está tanto.

En primer lugar, que las cargas de páginas de la plataforma felizmente se cuenten por millones, que solo este blog tenga cientos de miles de páginas cargadas, que los grupos sean los más numerosos (con diferencia) de todo el grado de Psicología de la Uned, o el número de personas que están pendientes de la página de facebook de forma diaria muestra el resultado de esta aventura, que aunque me da cierto vértigo, son solo números.

El que nos hayan intentado imitar, copiar o plagiar (y aún lo sigan haciendo, aunque como digo siempre lo original es lo que es), puede dar una idea de lo que implica feliz-mente como base y referencia.

Pero el hecho de que haya gente que se hace cientos (o más de mil kilómetros) para conocer en persona a los compañeros con los que comparte plataforma, estando solo un fin de semana, y se vayan satisfechos y con ganas de repetir, como ha ocurrido en los meet fin de curso (y ya van dos), puede hacer una impresión global del ambiente de compañerismo y calor humano que se respira en todos y cada uno de los componentes de la plataforma.

Como he dicho siempre, gracias a tod@s l@s que habéis hecho posible esto. Puede que yo haya puesto los medios, pero el ingrediente básico son las personas que lo forman. Y respecto a eso, de algo sí me siento muy orgulloso (lo comentaba el otro día a una compañera): Por todos los problemas, idas y venidas que tuve el primer año he forzado unas normas de obligado cumplimiento que han "filtrado" a la gente. Ha habido personas que no han estado de acuerdo con esas normas y de forma completamente legítima se han ido. Como comenté antes, estoy seguro de que alguna buena persona se ha ido. Pero tengo claro, que aquellos que el primer año no dieron más que dolores de cabeza (y cualquier otro como ellos), esos se han ido todos. Y lo digo porque este año pasado no he tenido absolutamente ningún problema y el año anterior se contaban por decenas, y eso que había menos personas inscritas. Este año los grupos se han moderado solos. Es decir, que no se si volveré el año que viene, pero de continuar feliz-mente será con esas normas, dado el brutal éxito que han implicado.

Después del balance, toca decir lo que me ha gustado y disgustado de la Uned:

Lo que más me ha gustado y lo que menos es lo mismo: Curioso pero cierto: Y es la calidad personal de los compañeros. Decía que la Uned es una universidad de extremos, y en la faceta de la calidad humana es en una en la que más se notan esos contrastes.

Estoy orgulloso y agradecido de haber conocido a muchas personas que me han enseñado el potencial que puede tener la profesión en unos años. Geniales futur@s Psicolog@s y mejores personas. Como siempre no voy a listar los nombres porque me dejaría nombres en el tintero, no seria justo, y sería una entrada interminable. Repito, gracias, por haber tenido la oportunidad de conoceros, de compartir tardes, exámenes, confidencias, referencias, ayuda, consejo y tantas y tantas cosas. Si de algo estoy orgulloso es de lo que se ha conseguido poquito a poquito y sin marcarse objetivos concretos. De que, aunque seguro que alguno bueno se ha ido, los que se han quedado son todos geniales.

Por otro lado, y al mismo tiempo, he conocido a otras cuantas que demuestran que el sistema de Universidades no funciona bien, porque solo con lo que sale de sus bocas o sus plumas/teclados o intenciones no debería permitírseles ejercer nunca. Igual que hay muchísimas personas válidas, hay otras que no entiendo como pueden estudiar una carrera como esta, no solo porque nunca estarán capacitad@s aunque tengan un título que diga lo contrario, sino porque no les pega. La creencia popular sostiene que los psicólogos tienen que ser de una forma determinada. Yo no estoy de acuerdo con esa premisa, pero sí creo que tienen que tener unas cualidades mínimas de empatía y de juego limpio que algunos con los que me he cruzado no tienen. Quiero pensar que la selección natural funcionará, y las voces se correrán, y a pesar de que ponerse caretas es muy sencillo, se adivine siempre lo que hay debajo y el tiempo siga colocando a cada uno en su sitio. Lamentablemente desprestigiarán la profesión antes de que se les conozca, pero contra eso no hay remedio posible.

Otra cosa que ha marcado los contrastes son los Equipos Docentes. Ahí ha habido de todo, como en botica. He tenido palabras de elogio para profesores sobresalientes, y críticas para equipos docentes que se inhiben en sus tareas, o están tan subidos en su pedestal que no pueden vernos ni oírnos, tanta es la distancia a la que están. Desgraciadamente, de los que yo he conocido, los segundos superan a los primeros en número. Eso es algo a mejorar, la calidad humana de algún equipo docente (no todos). Que se den cuenta que cobran por enseñar a los alumnos, que nosotros somos los que pagamos. A veces parece que es a la inversa y que hay que echar una instancia por preguntar, o directamente la pregunta se queda sembrada, sin respuesta, y nunca llega a germinar.

Algo que me ha gustado: La posibilidad de estudiar al ritmo de cada uno, la posibilidad de compartir objetivos, de trabajar en grupo. Eso es algo que he recomendado cientos de veces, y que seguiré recomendando. A pesar de ser a distancia, he trabajado más en grupo que cuando estudiaba en la Universidad presencial. Cierto es que trabajo ha llevado y que la plataforma feliz-mente ha sido una herramienta imprescindible para ello, pero cierto es que las personas son las que lo han hecho posible.

Algo que no me ha gustado: Los libros, en muchos casos infumables, que nos vemos obligados a comprar. Es increíble que estudiando por resúmenes se pueda aprender mejor que estudiando por libros hechos por unos señores que cobran por ellos. Es sorprendente que estudies mejor por unos apuntes o transparencias que hace un tutor de forma gratuita en no se donde, que por unos libros que a veces multiplican el precio de la matrícula por dos. Es una cosa que podría destacar como negativa. Entiendo que la idea es hacer dinero, pero a veces hay que saber parar, porque la avaricia rompe el saco y se mata a la gallina de los huevos de oro.

De momento esto es todo... that's all folks... Si se me ocurren más cosas, entradas pienso seguir publicando, así que podréis leerme si os apetece.

Seguiré denunciando lo denunciable, alabando lo alabable, indicando lo que pueda y, dentro de mis posibilidades, echando una mano si es menester. Buen verano.