Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

martes, 3 de enero de 2012

Consejos relativos a los exámenes "reloaded"

El curso pasado hice dos entradas, una que puedes ver AQUI en enero de 2011 y la otra, que puedes ver AQUI, en septiembre de 2011. Esta es una recopilación de las dos (por lo que no hace falta leerlas ya) con alguna que otra cosilla extra. Como comenté en su momento puede haber personas a las que no le sirvan, y otras que no necesiten consejos. El resto podéis seguir leyendo (aunque parte de lo que expongo ya lo habréis leído l@s veteran@s).
Leer más...
Como reflexiones previas:

1. Estamos a 3 de Enero. Ya no hay disculpas, quedan 3 semanas largas, y eso que puede parecer mucho, y a veces lo es, la mayoría de las mismas es solo un suspiro y el tiempo pasa en un abrir y cerrar de ojos. Ya es hora de ponerse a estudiar.

2. Dicho lo anterior, cuando llegue la fecha fatídica, no te agobies ni te lamentes por no haber estudiado lo suficiente. Siempre pensamos eso, que tendríamos que haber estudiado más. Continuamente se hacen buenos propósitos que no suelen llevarse a cabo. Siempre se puede estudiar más, pero la realidad es que cada uno disponemos del tiempo de que disponemos, y no creo que sea bueno que todo en la vida sea el libro. Date por content@ con lo que has hecho (o lo que puedas hacer en los días que restan) y no te lamentes. Y si no es en esta convocatoria, otras oportunidades habrá.

3. Antes de que te cuestiones si vales o no vales para esto... Eres tan capaz de aprobar como cualquiera. Nadie nació enseñad@ y salvo casos muy raros y concretos la generalidad de la parroquia necesita estudiar una serie de horas, y con las horas necesarias se aprueba. Si se dispone de tiempo TODO EL MUNDO puede superar los niveles requeridos. Se estudia para ser psicólogo, no ingeniero aeroespacial de la NASA. Los exámenes requieren conocimientos, cierto, pero no hay nada que no solucionen unas cuantas sesiones delante del libro. Como decía un profesor que tuve en una ocasión... "Ya está todo inventado".

4. En Febrero no corre convocatoria, lo que implica que a nivel de expediente académico no pierdes nada por presentarte. Es un examen por el que ya has pagado. Así que a no ser que no hayas mirado nada de nada, o que necesites el tiempo para otra cosa yo iría al examen. Es bueno pulsar el ambiente e ir cogiendo experiencia, ver el tiempo que te lleva y ver como se hacen las cosas en tu Centro Asociado.

5. ¿Primera o segunda semana? Yo creo que es cuestión de azar en la mayor parte de las veces. Sin embargo un punto de vista a tener en cuenta es este que copio y pego (lo escribió Mippe's Boss en el foro): "Sin venir del Vietnam, pero veamos: ¿Primera semana? ¿Segunda? Es de cajón que si no tienes problemas de horarios, dejes las más preparadas para la primera, y las menos -con semana adicional para rematar- para la segunda."

Respecto a los exámenes propiamente dichos:

1. Asegúrate de lo que entra y lo que no. Hay asignaturas donde no entran todos los temas, y aunque a veces se recomienda leerlos no son materia de examen. Por otro lado hay asignaturas donde entran más cosas que el temario propiamente dicho, prácticas o evaluaciones. Asegúrate de donde saldrán las preguntas. Para ello es muy recomendable leer la guía de cada asignatura que suele estar disponible en Alf.

2. Suelo comprobar, cuando es posible, exámenes de años anteriores. Al menos para tener una idea de la forma de preguntar la materia y del nivel general del examen. No es una ciencia exacta y los criterios lógicamente pueden cambiar de año en año y puede que debido a eso se genere una idea equivocada, pero incluso en esos casos lo hago. (Esto lo comenté tal cual el año pasado, y con la experiencia pasada lo recalco aun más).

3. Es bueno tener claro el tiempo que va a durar el examen, de cuantas preguntas consta y saber cuales son los números de respuestas óptimas en función de los fallos admisibles. Te puedes descargar un pequeño programa que elaboré el año pasado desde AQUI, si me da tiempo lo actualizaré a las circunstancias de este año. (el segundo programa, el primero es la calculadora de notas, que te servirá para saber qué nota tienes cuando salgan las plantillas).

4. Comprueba fecha y hora del examen. Ha habido compañer@s que han llegado tarde y se han quedado sin hacer el examen por no tener clara la hora del mismo. Aunque ha habido problemas para descargarse el calendario de exámenes de la página oficial de la UNED puedes descargártelo de AQUI (el que hizo Ruben a una sola página, muy útil para imprimirlo y colgarlo de algún sitio para tenerlo siempre presente), o este modelo (el oficial). Cuando esta entrada quede sumergida entre todas las otras recuerda que puedes descargar siempre el calendario de exámenes (y otras cosas útiles) en la columna de la derecha debajo de los enlaces a otros blogs interesantes.

5. Yo tenía un profesor que nos decía que el día antes del examen no hay que estudiar nada. Seguramente tiene razón, pero nunca le he hecho caso.

6. Comprueba si tienes que llevar una adenda de fórmulas o calculadora o cualquier otro material. Es recomendable llevar unos cuantos bolígrafos.

7. Comprueba que tienes el carné de estudiante de la UNED y que lo llevas el día del ejercicio. Si no lo tienes ya es hora de solicitarlo. Al menos en mi centro asociado lo suelen dar en el acto. El carné es necesario para acceder al aula de examen.

8. Intenta dormir bien el día antes de la prueba.

9. Intenta dejar los nervios en casa. Yo, cuando estoy nervioso, me pongo en el peor de los escenarios. Ya he suspendido. ¿Y que? A partir de ese momento el examen lo hago mucho más tranquilo. En el mundillo de las oposiciones conozco a muchas personas que han sacado la plaza en exámenes que no habían preparado concienzudamente mientras que otros que sí habían preparado cometían errores de colegial. Los nervios es lo que tienen. Cuando asumes que ya has suspendido te quitas una carga tan grande que a lo mejor hasta apruebas. Ya sé que se dice más fácil que se hace, pero en mi caso es lo que intento asumir. Y me suele funcionar.

10. Suele servirme de mucho un último repaso antes de entrar al aula de examen. Eso no es así en todos los casos, hay personas a las que les pone los nervios a cien. En esos casos lógicamente está contraindicado.

11. No suele haber problemas de tiempo en los exámenes de la mayor parte de las asignaturas de la UNED. Pero aun así es mejor no centrarse demasiado en una sola pregunta. El examen se aprueba con cinco, no hace falta un diez. A aquel que quiera nota o matrícula probablemente le sobraran no solo este, sino todos los consejos porque tendrá los suyos propios. De todas formas en mi centro asociado hay un reloj de pared enorme, pero si no lo hubiera es bueno llevar un reloj para tener claro cuanto tiempo queda.

12. Las preguntas valen todas lo mismo, tanto las fáciles como las difíciles. En mi caso intento asegurar lo sencillo, y después ya vendrá lo complicado. Suelo dar una barrida al examen y apuntar las respuestas que sé seguro, las que sé con dudas, las que sé con muchas dudas, y las que intuyo. Las que no tengo ni pajolera idea también las marco (siempre en borrador, claro).

13. Posteriormente cuento, y si con las seguras llego al aprobado más dos o tres de margen al menos generalmente me quedo ahí. Si no llego paso a las que sé con dudas y si llego al número de aprobados con dos o tres de margen también me quedo ahí. Si me sobran dejo sin contestar aquellas en las que más dudas tengo. Y si no llego ni con esas entonces ya miro las que tengo muchas dudas o las que intuyo para llegar a las mínimas más cuatro o cinco. En esos casos, teniendo en cuenta incertidumbre no me suelo atrever a dejar solo dos o tres de margen.

14. El resto del post de Mippe's Boss en el foro:
¿Entrar al principio o al final de la cola? Depende. Si entras antes de la hora, se te descuenta en la hora final de entrega del examen. Si entras después de la hora pues menos tiempo tienes porque la hora final es la misma.

14.2. ¿En primera línea o entre el gentío? Pues depende también si vas a que no te molesten o a "molestar" entre compañeros.

14.3. ¿Algún modo especial de afrontar el examen? Pues hay para todos los gustos. No leas nada hasta que no te sientes, acomodes tu abrigo, sitúes tus lápices o bolígrafos, pidas tus folios para borrador, te dones un traguito de tu botellín de agua, te estires gentilmente, y te digas: "al quicio". Unos leen todas al principio, yo focalizo una a una como si fueran las ùnicas a responder, dejo marquitas de ok y escribo su respuesta en el borrador, o de ¿? para el segundo repaso. ¿Lo último? Rellenar la quiniela de resultados. Antes de eso ya he valorado las que debo haber contestado para aprobar, las que pudiera arriesgar, etc. Las segundas hojeadas de exámen suelen abrir mucho la mente. Y si alguna por el camino se atraviesa, ¡déjala! No dejes que te bloquee y te haga temer que el resto serán igual. ¿Si te bloqueas o te sientes mal durante el examen? Llama a la profe que estará rulando por tu alrededor y dile: "¡Oiga, disculpe, pero es que este examen es muy fácil! o ¡Me dice su número de móvil, es que me estoy enamorando! Verás qué cara te ponen. Te sorprenderás. Cualquier cosa que rompa la tensión. Autocontrol. Cuando termines, te levantas guardas tus borradores, y chim-pum. Yo no sufriría por ver las respuestas al salir. Lo hecho, hecho está. Si tienes más exámenes que afrontar durante la semana es mejor que vayas con la duda del anterior examen que no con un suspenso en la mente. Ya tendrás tiempo cuando acabe el temporal. Bueno...., algunos hasta aprueban así.
"

15. Muchos trabajamos y necesitamos justificante de asistencia al examen. Es mi caso. Pero incluso aunque no necesitase justificante me comentó un veterano que él pedía justificante siempre porque era la única manera de demostrar que había ido al examen si por cualquier razón se traspapelaba el suyo. No creo que hoy en día ocurra con los medios informáticos con los que se cuenta, pero no cuesta nada pedirlo.

16. Salga como salga el examen, cuando está acabado, lo está. Es mejor mirar adelante, al siguiente. No es bueno auto-flagelarse si el examen sale mal. Es muy distinto hacer ejercicios en plan “simulacro” a lo que ocurre en el aula del examen. Si no ha sido esta vez, otra vez será. Algo a tener en cuenta si comparas respuestas es que los que salen del examen pueden saber más que tú, lo mismo, y en muchas ocasiones menos. El dar por hecho que lo que han respondido ellos es lo correcto y lo que tú has contestado es erróneo no va a aportar nada positivo a tu estado de ánimo, que puede influir en ejercicios posteriores. Y si después ocurre que ellos estaban equivocados puede que haya influido en tu estado de ánimo para nada. Es decir, o no mires, o si miras no hagas demasiado caso. Las plantillas que valen son las oficiales, no otras.

17. Cuando se haya acabado todo, y los siguientes sean en Junio, tanto si se aprueba como si se suspende, es bueno celebrarlo, descansar y sentirse orgullosos de que, a pesar de tener quehaceres, hijos, trabajo o lo que tengamos cada uno, hayamos tenido la valentía y la fuerza de meternos en esta aventura e intentar aprobar una carrera universitaria en una universidad como la UNED.