Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Si tu objetivo es trabajar en una consulta

Cuando decidí estudiar este grado no tenía claro (aun hoy no lo tengo) si iba a ejercer la psicología de manera profesional cuando terminase la carrera. Hace poco más de un año descubrí que aunque quisiera abrir una consulta, tal y como estaba la legislación no podría incluso queriendo. Si queréis consultar los antecedentes de este tema podéis ver lo que escribía por aquel entonces viendo ESTE ENLACE, incluida la iniciativa de recogida de firmas que en su momento fueron remitidas a la ministra del ramo. Leer más...

Resumiendo todo eso, la legislación española impedía abrir una consulta de psicología para evaluar, diagnosticar o tratar. Recuerdo que había quien decía que eso no importaba. Claro, no importa si vas a vender caramelos, pero si eres psicólogo y no te dejan evaluar, diagnosticar ni tratar no veo para que te puede servir abrir una clínica. Como comentaba por aquel entonces no tenía sentido abrir una oficina de “asesoramiento psicológico Pepe” si no se puede hacer un diagnóstico, una evaluación o proponer un tratamiento. La realidad era que todos aquellos que abrieran su consulta de “Asesoramientos psicológicos Pepe” sin ser psicólogos clínicos se arriesgaban a demandas, problemas o incluso a ser acusados de intrusismo profesional. Y no solo aquellos que quisieran abrir una consulta: Aquellos que habían trabajado hasta entonces de forma plenamente satisfactoria por cuenta ajena en el ámbito sanitario se encontraron con que ya no lo podrían hacer.

El tiempo ha pasado. Se han ido produciendo movimientos. Aquellos que decían que no importaba el no poder evaluar, diagnosticar o tratar en tu consulta ahora se felicitan de poder hacerlo (viva la coherencia). En cualquier caso y poco a poco se ha ido viendo la salida al final del túnel, no la mejor salida de las posibles, pero al menos una salida que puede hacer que el objetivo del estudio de este grado sirva para algo (en muchos casos) y tenga un fin más o menos satisfactorio.

Me refiero a lo que ha finalizado con la aprobación el pasado Septiembre de 2011 por el pleno del congreso, la enmienda a la ley general de salud pública. Tal y como está redactada la ley (copio y pego la disposición adicional séptima aprobada al final de esta entrada), para poder evaluar, diagnosticar o tratar se deberá aprobar el grado de psicología y el master en psicología general sanitaria, siendo requisito necesario para poder acceder a ese master el haber cursado y aprobado el grado de psicología. Las universidades, en sus planes de estudios tendrán que crear un itinerario vinculado a la psicología de la salud.

Según especifica la disposición adicional, las universidades dispondrán de cinco años para adaptar los grados a las nuevas circunstancias, es decir, que los que estamos estudiando ahora Grado de Psicología es posible que tengamos que incluir alguna asignatura adicional. ¿Cómo va a ser la adaptación? Ese es uno de los enigmas que se clarificarán con el tiempo.

Otra duda es la relativa a la duración y precio del master. En esa disposición adicional se habla de 180 créditos, si bien no solo con el master, sino en total, sumados los créditos de este a los créditos correspondientes al itinerario de la salud de los estudios de grado (como indicación, un curso de grado son 60 créditos), lo que hace suponer (tampoco es seguro, depende de cuantos créditos vinculados al itinerario de salud se cursen en el grado) que el master podrían ser dos años (120 créditos). Y tampoco está claro si todas las universidades van a impartirlo, aunque lo lógico es que la Uned sea una de ellas.

Apuntar que el master no es solo necesario para ejercer en el ámbito privado, sino que parece ser que será también condición necesaria para poder acceder al PIR (Psicólogo Interno Residente), y el aprobado en este último exámen seguirá siendo requisito necesario para poder trabajar en el ámbito sanitario público.

Y por último resaltar que el plazo de un año que, con carácter transitorio habilitaba a los psicólogos que estuvieran ejerciendo o dispusieran del título y un número de horas reconocidas (ver disposición adicional sexta de la ley de economia social) se amplia a tres años desde la entrada en vigor de esta enmienda a la ley de general de salud (es decir, que los psicólogos que estaban en un limbo jurídico y solucionaron provisionalmente y durante un año ese estado de indefensión ven ampliado en tres años más el plazo transitorio en el que podrán ejercer previo a la implantación de lo descrito en la nueva ley).

Total, que creo que a pesar de todo no es el peor de los escenarios y podemos felicitarnos por lo conseguido. Veremos como se desarrollan los acontecimientos, pero ahora estamos más cerca de poder ejercer que hace unos meses.

Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública. Disposición adicional séptima. Regulación de la Psicología en el ámbito sanitario.
1. Tendrá la consideración de profesión sanitaria titulada y regulada con la denominación de Psicólogo General Sanitario de nivel licenciado/graduado, en los términos previstos en el artículo 2 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, los licenciados/graduados en Psicología cuando desarrollen su actividad profesional por cuenta propia o ajena en el sector sanitario, siempre que, además del mencionado título universitario ostenten el título oficial de Máster en Psicología General Sanitaria, cuyos planes de estudio se ajustarán, cualquiera que sea la universidad que los imparta, a las condiciones generales que establezca el Gobierno al amparo de lo previsto en el artículo 15.4 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.
De conformidad con lo previsto en el artículo 6.4 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, corresponde al Psicólogo General Sanitario, la realización de investigaciones, evaluaciones e intervenciones psicológicas sobre aquellos aspectos del comportamiento y la actividad de las personas que influyen en la promoción y mejora del estado general de su salud, siempre que dichas actividades no requieran una atención especializada por parte de otros profesionales sanitarios.
2. De conformidad con lo establecido en el artículo 15.4 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, el Gobierno, en el plazo de seis meses, establecerá las condiciones generales a las que se ajustarán los planes de estudios para la obtención del título oficial de Máster en Psicología General Sanitaria, habilitando al Ministerio de Educación para concretar, con sujeción a lo previsto en dicho Real Decreto, los requisitos del citado Máster y la planificación de sus enseñanzas en el ámbito de todo el Estado, con sujeción a los siguientes criterios:
a) Los planes de estudios correspondientes al título oficial de Máster en Psicología General Sanitaria garantizarán la adquisición de las competencias necesarias para desempeñar las actividades de la profesión sanitaria de Psicólogo General Sanitario que se especifican en el apartado 1. A tal efecto, el título habilitante para la profesión de Psicólogo General Sanitario deberá acreditar la superación de, al menos, 180 créditos ECTS de contenido específicamente sanitario en el conjunto de enseñanzas de Grado y Máster, de acuerdo con la concreción que reglamentariamente se determine.
b) Las universidades que impartan los estudios de Máster en Psicología General Sanitaria regularán el procedimiento que permita reconocer a los licenciados/graduados en Psicología que hayan concluido dichos estudios con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley, los créditos europeos de dicho Máster que en cada caso correspondan, tras evaluar el grado de equivalencia acreditado a través de la experiencia profesional y formación adquiridos por el interesado en Psicología de la Salud.
3. De conformidad con lo establecido en el artículo 12.9 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, el Gobierno, en el plazo de un año, regulará las condiciones generales a las que se ajustarán los planes de estudios del título de Grado en Psicología, correspondiendo al Ministerio de Educación regular, en el citado plazo y con sujeción a lo previsto en dicho Real Decreto, los requisitos del título y planificación de las enseñanzas a las que habrán de ajustarse los planes de estudios de Grado en el ámbito de todo el Estado con sujeción a los siguientes criterios:
a) El título de Grado en Psicología, que no habilitará, por sí mismo, para el ejercicio de la psicología en el sector sanitario, constituirá un requisito necesario para el acceso al Máster de Psicología General Sanitaria.
b) Las universidades que formen a psicólogos que pretendan acceder al Máster de Psicología General Sanitaria diseñarán el título de Grado en Psicología previendo, al menos, un recorrido específico vinculado a la psicología de la salud. Dicha recorrido determinará una mención expresa al mismo en el correspondiente título de Grado en Psicología.
c) Las universidades procederán a adaptar los planes de estudio de Grado en Psicología ya aprobados a las condiciones generales antes citadas, solicitando su verificación en los términos previstos por la legislación vigente. La citada adaptación se llevará a cabo en el plazo de cinco años desde que el Gobierno apruebe las condiciones generales a las que se ajustarán los planes de estudios del título de Grado en Psicología.
4. Los psicólogos que desarrollen su actividad en centros, establecimientos y servicios del Sistema Nacional de Salud o concertados con él, para hacer efectivas las prestaciones sanitarias derivadas de la cartera de servicios comunes del mismo que correspondan a dichos profesionales, deberán estar en posesión del título oficial de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica al que se refiere el apartado 3 del anexo I del Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada.
Lo previsto en el párrafo anterior se entenderá sin perjuicio de las competencias de otros especialistas sanitarios y, en su caso, del carácter multiprofesional de los correspondientes equipos de trabajo en el ámbito de la salud mental.
5. Las Administraciones sanitarias de las distintas Comunidades Autónomas, para inscribir en el correspondiente Registro general de centros, servicios y establecimientos sanitarios las unidades asistencias/consultas de psicología, requerirán que el interesado haya obtenido el título de Máster en Psicología Sanitaria o el de Psicólogo especialista en Psicología Clínica.
Sin perjuicio de lo previsto en el párrafo anterior, se mantiene el procedimiento transitorio previsto en el número 2 de la disposición adicional sexta de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social, durante un plazo de tres años desde la entrada en vigor de la presente ley.