Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Estudiando en la Uned

Estaba preparando una entrada para explicar lo que es el PIR (esa la dejaré para un poco más adelante). Buceando por la red encontré bastante gente que habla de la Uned (sin conocerla) y lo que es peor, de la calidad de los títulos de esta universidad sin saber lo que cuesta aprobarlos. Suelen destacar los títulos de aquella en la que estudian sin conocer otras, y descalificar los de la Uned porque es a distancia. Tampoco saben lo complicado que puede llegar a ser un examen tipo test, que lo es. Eso lo lo puedo afirmar después de un montón de años haciendo exámenes de desarrollo, incluso en un caso con tanta materia que no cabía en 9 Archivadores “A-Z” y a duras penas se podían llevar en una maleta de treinta kilogramos. Leer más...

También es verdad que hay otros que hacen lo contrario, que hablan de la Uned como si fuera lo más de lo más, como si hubiera que tragar con todo lo malo que tiene (que lo tiene, sin duda) y ocultarlo… “no hay nada que ver… circulen”. Afortunadamente son cuatro, (siendo generoso) y su impacto “mediático” es prácticamente nulo.

Como no suelo tener pelos en la lengua, creo que a cualquier asunto se le hace justicia contando sus virtudes, y corrigiendo (que no acallando) sus defectos, es decir, no ocultando nada, ni lo bueno, ni lo malo. Y en eso estamos.

Como de lo malo he hablado en pasadas entradas (seguro que habrá más) hoy toca hablar de las cosas positivas.

A todos los que estudiáis en la Uned no tengo que contaros nada que no sepáis, y aquellos que hemos estudiado en otras universidades y otras materias (como es mi caso) podemos establecer una comparación seria, y saber si de la Uned se sale preparado o si “regalan” (como incluso he leído por ahí) los títulos. No se trata de decir lo que a mi me gusta (porque los gustos son subjetivos y además quien habla en esos términos puede ocultar peloteo), sino en intentar dar a conocer hechos o datos objetivos que no se basen en “porque yo lo siento”.

Ahí va:

1. Los títulos obtenidos en la Uned implican mucho más temario (en la Uned no se recorta nada). Por ello los conocimientos generales sobre las materias son mayores en licenciados (y próximamente en graduados) por la Uned que en otras Universidades.

2. El compromiso de trabajo en muchos casos es infinitamente mayor en la Uned. No solo no te van a regalar nada, sino que (salvo honrosas excepciones) tampoco te van a facilitar nada. Aprendes a “responderte” tu mismo (dependiendo de los ED’s de las distintas asignaturas) con lo que eso implica.

3. Puedes aprender explicando a los demás. Es lo que tienen las plataformas informáticas, que algunos estudiantes exponen sus dudas y otros las resuelven. Estos roles se intercambian de forma dinámica, y hoy puedes necesitar que te ayuden y mañana ayudar tú. Consigues enriquecerte como persona y a nivel académico. También es verdad que existen los “aprovechados”, que sí pueden obtener cierta ventaja y aprovecharse del sistema a distancia, pero hay algo cierto, ningún sistema es perfecto.

4. Siguiendo con lo mismo, también lleva aparejada la ventaja de tener una inmensa mayoría de compañeros geniales. Garbanzos negros los hay, como en todas partes, pero con no meterlos en el cocido, asunto arreglado. La gente (en general, y excepciones aparte) es mucho más abierta, generosa y trabajadora que lo que yo he conocido en la universidad presencial. Paradójicamente en la Uned, a pesar de ser a distancia, se establece una relación más estrecha con los compañeros que en otros lugares donde estás con ellos seis horas al día. No es que en una universidad presencial no haya grupos de estudiantes y personas con las que encajes. Simplemente en la Uned son más numerosos.

5. Muchos de los que estudiamos en la Uned no nos dedicamos a la Uned a tiempo completo, incluso en muchos casos (entre los que me incluyo), en un orden de prelación la Uned no está ni en segundo lugar ni en tercero respecto a otras responsabilidades o quehaceres. Eso hace que aprendas a rentabilizar el tiempo, y tengas que aprender a planificarte. A la postre eso no va incluido en el título, pero es algo que en algunos ambientes puede ser muy valorado y que también te va a servir en tu vida extra-académica.

6. Puedes distribuirte el tiempo como mejor se adapte a tu forma de estudiar. Hay quien prepara las asignaturas día a día, otros un mes antes y algunos con bastante menos tiempo. Hay quien asiste a tutorías y hay quien no pisa en Centro Asociado más que para hacer exámenes. No hay que seguir (aunque se recomiende) un calendario concreto.

Han sido seis puntos. No recuerdo ahora mismo ninguno más. Seguro que me he dejado alguno en el tintero. Si se te ocurre algo, como siempre lo puedes comentar en el grupo de facebook.

Un último apunte: Es triste que esas características positivas se vean en ocasiones eclipsadas por otras negativas, fácilmente subsanables en muchos casos y que requerirían poco esfuerzo, (salvo en el caso de los garbanzos negros), temas que he descrito en entradas anteriores, por poner tres ejemplos (aunque hay más) podía citar ESTA, ESTA o ESTA (que continua siendo una de las entradas más leidas del blog, puedes ver las entradas más leídas a la derecha hacia abajo). Está claro que todo lo bueno ha de tener su contrapunto.

Por cierto, como he comentado y puedes ver arriba a la derecha, he presentado este blog al concurso de la blogoteca. Si te gusta lo que ves, lo que lees y lo que implica felizmente puedes votarme (a ser posible con cinco estrellas) o incluso si te apetece puedes dejar un comentario. El enlace para votar o dejar un comentario es ESTE.