Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Diez formas en que la psicología puede mejorar tu vida (I)

Estaba hojeando revistas de psicología y encontré un artículo digno de que lo puedan leer también aquellos que no entienden el inglés. Por lo tanto intentaré hacer un resumen y contaré más o menos lo que exponen. Quien entienda el inglés puede ahorrarse leer esta entrada leyendo el original AQUI.
Comienza explicando... Leer más... que quizás, para el público en general (no estudiantes, terapéuticos ni académicos) los estudios de investigación son una materia que puede resultar pesada de leer (y yo añado, de entender), pero los resultados de muchas investigaciones sí que tienen una aplicación práctica directa. A continuación figuran diez aplicaciones prácticas de la psicología en el día a día para personas que no tengan nada que ver con este mundo (y para nosotros que estamos involucrados en él con más razón... predicar con el ejemplo):

Lo primero, motívate: Sea cual sea tu objetivo (dejar de fumar, perder peso, aprender un idioma...) la psicología te ofrece consejos para motivarte:
- Introduce elementos novedosos u originales para mantener tu interés alto.
- Cambia de vez en cuando las secuencias para ayudar a evitar el aburrimiento.
- Aprende nuevas cosas que incorporar a tu saber
- Márcate objetivos relacionados con la tarea en la que estés involucrad@.
- Recompénsate por un trabajo bien hecho.

Lo segundo, mejora tu capacidad de liderazgo. Incluso aunque no lo vayas a utilizar porque no tenga aplicación en tu trabajo, seguramente en algún momento de tu vida te será útil. Cuando te toque asumir el rol de lider, sea donde sea debes intentar:

- Ser claro en tu liderazgo y al mismo tiempo permitir a los miembros del grupo dar su opinión.
- Conversar con el resto de miembros del grupo sobre posibles soluciones a los problemas.
- Centrarte en ideas estimulantes y estate dispuesto a recompensar la creatividad (esto me parece un poco más complicado de llevar a cabo...).

Lo tercero, conviértete en un mejor comunicador. El ser comunicador implica mucho más que el como hablas o escribes, las señales no verbales son una parte muy importante de nuestras comunicaciones interpersonales. Para poder comunicarte de forma eficaz tienes que aprender tanto a expresarte de forma no verbal, como a interpretar correctamente las señales que te lleguen de los demás por esos medios. Hay una serie de estrategias entre las que se encuentran el usar el contacto visual, darte cuenta (para poder interpretarlas posteriormente) de las señales no verbales que emiten los demás y aprender a usar el tono de voz para enriquecer tu mensaje.

Lo cuarto sería el aprender a entender mejor a los demás. Tu habilidad para poder entender las emociones de los demás y las tuyas propias puede jugar un rol importantísimo en tus relaciones y tu vida profesional. De ahí viene la inteligencia emocional, de la que se habla un poco (si no recuerdo mal) en psicología de la emoción de primer curso. Para ello recomienda:
- Que evalues tus propias reacciones emocionales
- Que lleves un diario de tus experiencias y emociones (a mi eso me parece excesivo)
- Y algo que considero importantísmo y la base para la empatía: intenta ver las situaciones desde el punto de vista de los demás.

Continuará...