Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

domingo, 11 de septiembre de 2011

¿Quien habló de rendirse?

Desgraciadamente es una tónica que se repite. Pasó en febrero, seguramente pasó en junio (aunque nadie me escribió al respecto) y pasa ahora en septiembre con la misma intensidad que en febrero. Es duro dedicar un montón de horas, un montón de días, prescindir de la familia, el sol, y los amigos para llegar el día del examen y descubrir que no ha sido posible superar el test. Leer más...Normalmente los primeros mensajes que suelen venir a la cabeza son los de el abandono, dejarlo todo, y dedicarse a otra cosa.

Como decía en febrero sigo pensando que es un error, por las mismas razones que entonces. Cierto es que el precio de las matrículas ha subido de forma desproporcionada en psicología, cierto es que no están los tiempos para dispendios. Pero si te gusta la psicología, es tu objetivo y tu sueño creo que deberías pelear por él. Tampoco hace falta matricularse de muchas asignaturas. El problema de dejarlo del todo es que es muy complicado volver. Si dejas el año hueco, sin nada, las posibilidades de retomar el tema son mínimas. Sin embargo, si te matriculas aunque solo sea de una materia, seguirás por aquí y no perderás el contacto, probablemente el año siguiente cambie algo y puedas volver a dedicarte a esto a pleno rendimiento.

Por otro lado, las rumiaciones de “no valgo”, “no sirvo”, “no puedo” son pensamientos erróneos y dañinos. Este no es un grado en el que haga falta ser técnico de la Nasa para aprobar (aunque en algunas asignaturas parece que así lo pretendan). Es cuestión de horas de estudio y perseverancia. En algunas materias hace falta también suerte, pero no creo que nadie tenga tan mala idem como para no conseguir aprobar siendo perseverante.

Y el pensamiento de “nunca voy a conseguir aprobar” no es más que una profecía autocumplida. Si esa es tu posición de salida tienes razón, nunca aprobarás. Tienes que cambiar eso por “yo puedo”, “yo valgo”, “lo conseguiré”, y esa también puede ser una profecía autocumplida, pero de distinto signo. Lo primero es creer en uno mismo, que se puede, quizás no todos a la misma velocidad, quizás no todos el mismo número de asignaturas en un año, pero poder, se puede. No permitas que los pensamientos recurrentes y negativos se hagan realidad solo por creértelos con antelación. Debes saber que eres capaz, que no pasa nada por caer. La caída solo debe servir para levantarse con más fuerza.

Total y en resumen, que no te rindas, que todo el mundo puede, que hay formas de seguir en la brecha, si no son unas cuantas de las que te matricules, bien por temas económicos, de tiempo o por la razón que sea pueden ser menos, dos o tres o incluso bastará solamente con una asignatura, y el curso 2012-2013 puede que cambie tu forma de ver las cosas, tu situación económica, tu disponibilidad de tiempo o lo que sea. Solo hay que creerse la famosa frase que se atribuyó a Gene Kranz, el fracaso no es una opción.

Terminando, esta entrada se resume en un consejo: No te rindas, arriésgate un curso más, aunque sea solo con una asignatura. Si te arriesgas y continúas puedes conseguir aprobar y continuar, pero si te rindes y no te arriesgas ya habrás suspendido.