Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

martes, 22 de febrero de 2011

Aprender a escuchar

Hace tiempo leí un estudio en el que se indicaba que un porcentaje muy grande de personas nunca leían las instrucciones de uso de las cosas que pretendían usar. He de admitir que en mis tiempos mozos yo lo hice alguna vez.
Leer más...
Hace muchos años, en mis tiempos de estudiante jovencito, me ganaba unas pelillas resolviendo problemas con electrodomésticos recién comprados. El comprador decía que estaban estropeados, me llamaban de la tienda, iba a su casa y lo solucionaba.

¿Cómo?: Leyendo el manual. Excepto en un solo caso donde el comprador quemó la cadena de música por conectarle unos altavoces con menos impedancia de la mínima (y eso también figuraba en el manual) todos los demás casos fueron resueltos leyendo éste último.
Y me diréis… ¿Y que tiene que ver esto con la psicología?

Pues tiene mucho que ver. Pienso que lo primero que deberían enseñarnos (además del resto de materias que tenemos que aprobar) es a aprender a escuchar a los pacientes o a quien sea. Recopilar información, cuanta más mejor, y estando bien informados poder decidir, actuar u opinar.

En relación con el tema del derecho de admisión que podéis ver en las dos entradas anteriores a esta, he tenido ayer la oportunidad de leer (no solo a una sino a varias personas) decir: “Yo no se lo que ha pasado porque no lo he leído” o “Yo no lo he leído del todo pero intuyo…” o “Solo con el primer párrafo…” y luego continúan con “pero me parece que está muy mal…” (o muy bien, que opiniones hay para todos los gustos).

Si no se han informado y no saben lo que ha pasado ¿Cómo pueden opinar de algo de lo que no tienen información o no se han enterado? ¿Hay adivinos en la sala? ¿O es que es mejor deducir conclusiones precipitadas sin informarse primero?

¿Os imagináis en vuestra vida futura de psicólogos haciendo lo mismo?¿Os imagináis tratando a un paciente, y al poco tiempo de estar hablando con él pasar de escucharle, obtener conclusiones basadas en cinco minutos o solo en la intuición y no esperar a conocer las circunstancias completas?¿Creéis que sería una buena práctica y que ese comportamiento os daría elementos suficientes para obtener un buen diagnóstico?

Otro caso completamente diferente es el de aquellas personas que confían o se fían, pero esas personas no "juzgan" como correcto o incorrecto sin tener información, y dado que cuando ejerzamos no hay relación personal previa con el paciente no sería de aplicación el caso.

Antes de actuar, opinar y tratar (para el caso de que algún día ejerzamos) creo que es necesario, además de otras muchas cosas, escuchar, recopilar toda la información posible, tener una composición clara de hechos y lugares, y luego actuar, opinar o lo que se considere oportuno.

Soy un firme partidario de leer el manual antes de cargarse la cadena musical, no después cuando ya no tiene arreglo. (Y con los pacientes con más razón).

Nos deberían enseñar a saber escuchar, y que yo sepa, esa no es materia de ninguna asignatura ni examen.