Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

viernes, 19 de noviembre de 2010

La solidaridad mal entendida

Una de las cosas que me gustan de estar en la UNED, como ya he comentado en otras entradas, es la cantidad de cosas que he aprendido, y no necesariamente académicas (espero que aun me queden muchas por aprender, si no sería muy aburrido). En este caso concreto me refiero al término «compañerismo» y al término «solidaridad». Leer más...La UNED tiene fama de ser una universidad donde el compañerismo es moneda de uso común y donde, en palabras de alguien, «los estudiantes hacen piña». Y es verdad. En general. Quizás sea por el número de personas que nos matriculamos cada año, o porque la interacción que se produce vía Internet es diferente a la interacción persona a persona. La realidad es que en cuanto alguien pide ayuda suele siempre aparecer alguien que la brinda. Y eso es algo que está muy bien, y que honra a aquellos que estudiamos en la UNED y de lo que todos nos beneficiamos.
Lo malo, como en todo, es cuando se pervierte el sentido de las palabras. Transformamos el término «ayuda» para convertirlo en «hazlo tú y así no lo hago yo». Desgraciadamente también hay de eso; El año pasado se comentó que en (creo) psicología del aprendizaje hubo PEC’s (pruebas EVALUABLES) calcadas, con tan buena fortuna que incluso copiaron las cosas mal escritas y las faltas de ortografía.

Hay personas que consideran lícito pedir un trabajo completo y EVALUABLE (o parte) sin dar palo al agua a personas que se han esforzado en hacerlo. Y si el autor se niega se consideran legitimados a enarbolar el término «solidaridad» o «compañerismo». O lo que es peor, faltar al respeto al que declina que le plagien o se aprovechen de él. Que fácil es ser solidario en sentido unidireccional (solo para mi).

Aquí no estamos hablando de ser solidarios, de hacer un resumen o una tabla y cederlo para todos, y de esa manera facilitar el estudio y la adquisición de conocimientos. Eso es ayudar, ser solidario y generoso, y el campus felizmente está lleno de nombres de personas que han cedido su trabajo, no para que subamos medio punto de forma directa, sino para que nuestro estudio sea más sencillo.

De lo que yo hablo aquí es de aquellos que arriman el ascua a su sardina, que chupan del bote, o llevan el agua a su molino, es decir, de los aprovechados. De aquellos que en nombre de «la piña», «el compañerismo» o «la solidaridad» piden a otros que les pasen un trabajo EVALUABLE para fusilarlo y así subir medio o un punto. Pues no, señores, eso no es «prestar ayuda», ni tiene nada que ver con la «solidaridad» o el «compañerismo». Estamos hablando otra cosa: de nota, pura y simple nota. De unos que trabajan y otros que parasitan. No hay adquisición de conocimientos, porque no se consigue adquirir conocimientos copiando una PEC. En todo caso esa captación de ideas se consigue HACIENDO esa PEC. Es decir, que si permitimos que se copie algo así, quizás pueda parecer lícito calcar un examen. No hay diferencia a nivel cualitativo, solo cuantitativo. Yo por eso no paso. Está genial (y aprovecho para comentar que vamos abriendo diferentes grupos para discusión sobre las PEC’s de las distintas asignaturas) el discutir, comentar, preguntar dudas, colaborar… Pero de eso a plagiar el trabajo de otros hay un abismo. Afortunadamente no es la generalidad, pero casos de esos hay.