Blog para alumnos de Grado de Psicología de la UNED

Con opiniones, guías, consejos y enlaces a otras páginas donde puedes ver apuntes, guías, más opiniones, exámenes, tests y alguna cosa más.

martes, 16 de febrero de 2010

El dilema del prisionero y la precisión de las palabras

En el examen de la segunda semana de psicología social hubo una cuestión que suscitó un acalorado debate en el foro de alf. La pregunta iba sobre el dilema del prisionero. En el libro oficial, en la página 16 podemos ver una explicación al respecto: En el caso de dos individuos, tal y como viene en el libro, Leer más...si un oponente elige competir y el otro cooperar, gana el que compite. Sin embargo si los dos deciden cooperar ganan los dos, aunque menos. Y si los dos deciden competir, pierden los dos.

En el libro se sostiene además que en juegos del dilema del prisionero, cuando dos personas actúan a título individual tienden a orientar más su postura al cooperativismo. Como contrapunto, cuando actúan en representación de diferentes grupos tienen a tener una actitud competitiva.

Pues bien, la pregunta que se puso en el examen fue la siguiente:

En los juegos experimentales (como el dilema del prisionero), la conducta de los participantes se orienta más a la cooperación que a la competición cuando ambos actúan:

A) en representación de un grupo
B) a titulo individual
C) como representantes de una institución

Para mi estaba claro que la correcta era la b), ya que coincidía casi perfectamente con lo expuesto en el libro. Sin embargo hubo una serie de alumnos que consideraron como correcta la respuesta a), ya que en el examen no estaba incluida la palabra “diferentes” cuando se refería a los grupos. Sostenían que podían ser dos pertenecientes al mismo grupo que compitieran, y entonces tenderían a cooperar. Otras personas y yo no entendíamos como se podía competir entre dos personas de un mismo grupo, no tendría mucho sentido esa competición si no le añadíamos algún ingrediente, pero el tema dio de sí tanto que hubo más de cien respuestas en el post.

Pues bien, he aprendido de esta pregunta que una sola palabra puede tener la llave. Y no me refiero a la palabra “diferente”, que yo creo que en este caso prácticamente carecía de valor, porque se sobreentendía, sino en la palabra “representar”.

Tal y como explicó el equipo docente el quid de la cuestión es que cada persona representa a un grupo, y en ese caso está clara la actitud competitiva. Y por otro lado zanja las dudas respecto de dos participantes del mismo grupo. De ninguna manera se puede entender que haya una competición entre dos representantes del mismo grupo asumiendo la representación de un solo grupo.
Se puede pertenecer a un grupo, pero eso no implica que actues en su representación. Pusieron como ejemplo a los traidores, pero sin ir más lejos se me ocurre otro: El grupo de mi comunidad de vecinos. Si compito con otro vecino no lo hago en representación de la comunidad
Otro más: el grupo de estudiantes de la UNED, muchos pertenecemos, pero la mayoría no representamos al grupo. Podemos competir entre nosotros, pero dificilmente podemos competir dos estudiantes, uno contra otro, en representación ambos de los estudiantes de la UNED.

Total y en resumen, que tenía la pregunta bien, pero nunca hubiera sido capaz de explicarlo tan bien como lo ha hecho el equipo docente, apoyado solamente en una palabra. No le había dado la importancia que realmente tenía. Y he de reconocer (en contra de lo que dije en el foro antes de la explicación del equipo docente) que la discusión me ha servido para realzar y afianzar el significado de esa palabra.

No creo que haya mucho más que discutir sobre el tema, pero si quieréis hacer algún comentario, como siempre, mejor en el grupo de facebook.